Las (nuevas) solteras sin compromiso

Existe una nueva elección vital: estar sola. Ser Consciente de que tienes un buen trabajo, una gran vida social y sexo con solo tocar la pantalla del móvil.

mujeres sin compromiso

En una escena de la película El diario de Bridget Jones de 2001, la infeliz protagonista se pasea por su apartamento en pijama, comiendo helado, con la canción All by myself de fondo. Si la vuelves a ver, verás que no solo los peinados y los decorados están pasados de moda; afortunadamente, en 2017, el cliché de la 'solterona' (desesperada, bebedora de vino, solitaria, a la espera de ser 'rescatada') ha pasado a mejor vida: las mujeres están redefiniendo lo que implica no tener ninguna atadura.

Un estudio de 2014 señalaba que el número de solteras en España es de 8,6 millones de mujeres, un millón más que sus homólogos masculinos. El número de mujeres casadas bajó por primera vez un 50% según el Instituto Nacional de Estadística. Además, una encuesta hecha por una aplicación de citas afirmaba que un tercio de las mujeres serían felices si se quedasen solteras toda su vida.

Charo Lagares, redactora sevillana de 23 años, es una de ellas: "No comparto la idea de que no te realizas plenamente hasta que no eres una de las dos mitades de una pareja heterosexual. Para mí, los fines de semana significan cenas con amigos, escapadas o estudiar para sacarme mi máster. Básicamente, significa hacer cosas. He visto a amigas mías que han perdido su identidad al empezar una relación y que han dejado de vivir nuevas experiencias. Pienso que es una pena. Siempre preferiré estar soltera que tener una relación mediocre".

Un nombre para todo

Sin compromiso

Kate Bolick, crítica literaria, explica en Spinster: Making a Life of One’s Own (Solterona: cómo organizarse su propia vida), el libro que escribió en 2015, que el término spinster (solterona) es originario de la Europa del siglo XV, y servía para calificar a las jóvenes que no se casaban y que hilaban ovillos.

A partir del siglo XVIII, el término adquirió una connotación negativa, y se le aplicaba a toda mujer que no estuviera casada a los 23 años.

En la actualidad, la media de edad a la que se casa una mujer en España es de 32, 28 años, y en 2014 la mitad de las veinteañeras afirmaban que no se casarían nunca.

"Para mí, 'solterona' era una interiorización de las actitudes que yo veía en la cultura pop. Puede que las mujeres solo contemplen versiones deprimentes de la soltería, pero definitivamente no se ven reflejadas en ese arquetipo. Por fortuna, en la actualidad, tanto en la televisión como en las películas, se puede ver a mujeres solteras que tienen vidas de gran complejidad", afirma Bolick.

Pertenecemos a una generación que cada vez se opone más a etiquetar nuestro género o nuestra sexualidad, y nuestro estado a nivel de pareja se merece el mismo trato.

Las solteras de hoy en día en ningún caso se sienten solas, sino más bien liberadas, y además sus relaciones de amistad son más enriquecedoras, están comprometidas consigo mismas. En este sentido, los investigadores de la London School of Economics, que se pasaron tres años registrando los cambios de estado de ánimo de 50.000 personas, se dieron cuenta de que la mayoría de ellas eran más felices cuando estaban en compañía de sus amigos y amigas que cuando estaban con sus respectivas parejas.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS