Esta es la #app que te va a ayudar a descubrir el acoso callejero

En un mapa de la ciudad, 'Hollaback!' localiza los puntos en los que alguien ha sufrido (o presenciado) acoso callejero.

acoso callejero app móvil
'American girl in Italy', de Ruth Orkin.

Es parte de la infraestructura viaria. La pieza del decorado que se repite en todas las calles. Como un adoquín intangible. Palabras, miradas, un beso lanzado al aire. El acoso callejero disfraza de piropo la falta de respeto. Es machisimo gaseoso.

El cambio que lo disuelva deberá remover las raíces de la cultura. Algo ambicioso para una aplicación de telefonía móvil. Tendrá que ser lento, constante, persistente. Un grifo goteando. Una misión a la que se puede adherir una app. Ese es el objetivo de Hollaback!.

Hollaback! localiza en el mapa de la ciudad los puntos en los que alguien ha sufrido (o presenciado) acoso callejero. La usuaria describe su experiencia y en el callejero aparece un punto rosa. El resto de la comunidad le puede responder con un mensaje de texto. Además del general, cada miembro puede crear su propio mapa y compartirlo en las redes sociales. La finalidad es desnormalizar la experiencia, arrancarla del decorado y arrastrarla hasta los focos. Que quienes la vivan no se sientan ni solas ni avergonzadas ni intimidadas.

acoso callejero app móvil
Interfaz de la app 'Hollaback!'.

La organización que ha creado la app lleva su nombre. Hollaback! nació en 2005 en Nueva York. Siete amigos hablaban sobre el caso de Thao Nguyen. Una de ellos, Emily May, llevó la palabra a la acción. Tenía entonces 24 años y un blog. En él comenzaron a compartir experiencias similares a la de Nguyen. En 2014 impulsaron este vídeo viral. Ahora Hollaback! está presente en 25 países. España, entre ellos.

Según una encuesta de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea realizada en 2014, el 29 por ciento de sus habitantes ha sido víctima de besos, abrazos o tocamientos indeseados desde los 15 años. Un 24 por ciento ha recibido comentarios sexuales que las ofendieron. Las cifras no se van a diluir con una geoaplicación, pero en algún sitio tendrá que comenzar a gotear. 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS