7 trucos para una piel luminosa el día de tu boda

Apostar por un look natural siempre es una opción ganadora. Hidrata e ilumina tu rostro en tu gran día para conseguir una belleza resplandeciente.

luminosidad piel novia

Los preparativos para ese día tan señalado nunca son suficientes y conseguir una piel perfecta, luminosa e hidratada es primordial. Reserva varios días en tu agenda para mimarte porque estarás atareada: piel, labios, cejas... Hay mcuho por hacer para que el día de la ceremonia irradies belleza por cada uno de tus poros. 

1. Limpieza en profundidad

Antes de comenzar a aplicar tratamientos, sérums y cremas, lo primero es hacer una limpieza que no solo purifique la piel, sino que también la prepare para que absorba mucho mejor las propiedades de los productos que vayas a aplicar después. Es importante realizar este tipo de cuidados como peelings o limpiezas de cutis con mínimo 25 días de antelación, por si puedieran dejar algún tipo de marquita en tu rostro.

2. Mascarillas para potenciar la belleza

Por suerte no todos los preparativos de la boda los tienes por qué hacer en un centro de estética. El uso regular de mascarillas faciales consigue mejorar la apariencia de la piel, además deayudarte a reconectar contigo misma. Si estás hasta arriba con la organización de la boda, esos 15-20 minutos de mascarilla pueden ser tu mejor vávula de escape. 

Como bien sabrás, puedes encontrar diferentes tipos de mascarillas: de papel, de barro, peel off... Y cada una de ellas tiene unas propiedades diferentes. Para conseguir ese plus de jugosidad en tu rostro, opta por mascarillas hidratantes. Si introduces las mascarillas en tu rutina de cuidados habitual, no tardarás en vver cómo la luminosidad de tu rostro se ve potenciada. 

3. Todo al sérum

Gracias a su fórmula, el sérum consigue penetrar en capas más profundas de la piel, depositando allí todas sus propiedades. El estrés diario, la contaminación o los rayos del sol, dañan nuestra piel, acelerando su envejecimientol. Es entonces cuando las vitaminas se convierten en una apuesta segura para proteger nuestra piel. 

Seguro que ya estás habituada a que el sérum forma parte de tu rutina, pero de cara al gran día, debes agudizar tus sentidos. Usa uno que potencie la hidratación y ayude a mantener la barrera de la piel para que ésta no pierda agua. De este modo, te aseguras una piel jugosa y de paso  también mejoras su volumen. 

4. Presta especial atención a la mirada

Aplicar contorno de ojos

En muchas ocasiones nos centramos mucho en el rostro pero nos olvidamos de un parte tan importante como los ojos. Su delicada piel es más fina y sensible por lo que no se puede aplicar cualquier producto. Imagina el día de la boda, durante esa larga jornada el maquillaje de los ojos debe mantenerse perfecto y, probablemente lo retoques en varias ocasiones. La falta de sueño, el estrés, las lágrimas... El contorno de tus ojos va a estar expuesto a un millón de agresiones así que la mejor forma de cuidarlo es aplicar productos especialemnte formulados para esa zona. 

Tras aplicar el sérum y la crema hidratante, debes concentrarte en el contono de tus ojos. Aplica un producto que te ayude a reducir la aparición de bolsas y ojeras para que el día de la boda no haya ni el menor rastro de cansancio en tu rostro. 

En la misma región de los ojos, también debes prestar atención al diseño de tus cejas. Al enamarcar la mirada, potencian la naturalidad de cualquier tipo de maquillaje. Eso sí, recuerda no depilarlas 1 ó 2 días antes de la boda ya que puede aparecer algún antiestético granito que arruine tu día. 

5. Vigila lo que comes

Nuestar piel refleja lo que tenemos por dentro, así que una alimentación equilibrada puede contribuir a que nuestro rostro tenga mayor luminosidad. Por ejemplo, frutas como el kiwi, la piña, la manzana o los cítricos contribuyen a que nuestra piel recupere su luminosidad, además de ser toda una dosis de vitaminas que mejoran nuestra salud.

Tampoco te olvides de la hidratación. En los días previos al enlace, más que nunca, debes beber los 2 litros de agua diarios obligatorios, así como tés y bebidas depurativas que ayuden a tu cuerpo a eliminar toxinas. 

Repite e interioriza

Ahora que ya sabes estos pequeños trucos, procura llevarlos a cabo y que no se conviertan en un cuidado aislado para un día especial. Algo tan sencillo como desmaquillar el rostro a diario con ayuda de agua micelar o el método que suelas usar, no perder de vista la hidratación, usar todos los días sérum, crema y contono de ojos o exfoliar la piel con cierta frecuencia, son pasos que te ayudarán a mantener la salud de tu piel.

Por supuesto, de cara a un día tan importante como el de tu boda, debes intensificar los cuidados y prestar mayor atención a cualquer mínima agresión que pueda afectar a tu rostro como el cansancio o el estrés. ¡Y o te olvides de las 8 horas de sueño!

Continúa leyendo...

COMENTARIOS