5 pasos para aplicar (bien) el pintalabios mate

La maquilladora de Chanel, Elsa Durrens, explica como conseguir unos labios de terciopelo y cómo se debe aplicar correctamente el labial para que no se cuartee.

Los 5 trucos de experta para conseguir una boca de terciopelo con un labial mate
Sienna Miller. Foto: Getty.

¿Quieres saber los trucos de experta para aplicarte un labial mate y hacer que dure? Porque todas sabemos por experiencia que no siempre resulta fácil sonreír con los labios pintados en mate sin que el color se reseque, se corra o, peor aún, se vayan haciendo pequeñas y antiestéticas bolitas en la comisura de la boca. Nos lo cuenta Elsa Durrens, maquilladora de Chanel.

Aunque lo que nos guste sea un acabado natural, admitámoslo: se llevan los labiales en tonos oscuros, profundos, golosos y aterciopelados. Así que si quieres estar a la última, tienes que seguir estas cinco sencillas reglas:

1. Exfolia e hidrata tus labios

Este es el primer paso y el más importante, pero también es el que muchas se saltan siempre. “La ventaja del pintalabios mate es que no se corre, y su punto débil es que tiende a secar los labios”, explica la maquilladora Elsa Durrens. Para contrarrestar este efecto tan desagradable y antiestético, tienes que hidratar y exfoliar los labios antes de maquillártelos. Pero no de cualquier manera...

Para exfoliarlos, mezcla un poco de azúcar con miel y aplícatela en los labios, o empapa un algodón con agua caliente, y deja que repose un poco antes de frotarte suavemente los labios con él.

Para hidratarlos, Elsa Durrens desaconseja el uso de un bálsamo graso, que podría impedir que la barra de labios se fije adecuadamente. Basta con beber agua para hidratarlos.

2. Elige un labial mate pigmentado (sin brillo)

Hoy en día, puedes encontrar casi cualquier color que busques en versión mate. Una vez que hayas elegido el color de la barra de labios que quieres, tienes que fijarte mucho en la textura que prefieras, porque solo hay un secreto para tener unos labios preciosos de terciopelo: una correcta elección del labial. ¿Y cuáles son los mejores para Elsa Durrens? “Aquel que combina un color intenso y duradero con una textura que no brille, pero que sea cómoda”.

Para encontrar esta codiciada combinación, tienes que probar varios. Los nuevos tintes de labios podrían ser la solución perfecta para ti: cuando te los pones son líquidos, pero van cogiendo un acabado mate bastante agradable. Sin embargo, tal vez seas de las que prefiere las barras de toda la vida (depende del gusto de cada una). Ten en cuenta que también existen bases para los labios que hacen que cualquier labial parezca mate.

3. Los colores claros se aplican con el dedo

Si eliges una barra de labios de un tono pálido, un rosa-anaranjado tendente a rojo, por ejemplo, Elsa Durrens recomienda que lo apliques con el dedo. O al menos que lo derritas. De esta manera, el resultado final parecerá más natural y “menos dramático”.

Si optas por un color pálido para ir más discreta, la técnica de derretirlo con el dedo es perfecta para conseguir una textura suave, mate y cómoda. Puedes coger un poco de lipstick directamente con el dedo y luego aplicártelo en los labios o, si prefieres, puedes pintarte los labios con la barra y después derretirlo con las yemas de los dedos dándole golpecitos suaves.

4. Perfila el contorno de los labios con tonos oscuros

Si te gustan los tonos más oscuros y vibrantes, los labios se marcarán todavía más si los perfilas con un lápiz de labios.

Elsa Durrens sugiere que “para tonos más oscuros, es preferible una boca perfectamente dibujada, por lo que primero debes trazar el contorno de los labios con un lápiz del mismo tono”. Una vez que ya lo hayas marcado, ya puedes rellenar los labios con tu barra. Si quieres, también puedes utilizar un pincel para ser más precisa.

5. Si quieres tener los labios perfectos: ¡retócatelos!

Aunque las barras mate se suelen correr menos, no es ningún secreto que muchas mujeres no consiguen mantener sus labios correctamente maquillados de la mañana a la noche. Ten en cuenta que a la hora de retocarse unos labios pintados en mate, es bastante normal que se produzca un poco de acumulación de pigmento en la zona. “Humedece tus labios, usa la esquina de un pañuelo o de una servilleta de papel, o incluso mejor, un terrón de azúcar”, concluye Elsa Durrens.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS